Yo no voto

votoSí, me dirijo a ti, que siempre repites que no te interesa la política y añades: “Yo no voto. No sirve de nada”. Es cierto que la democracia no es sólo votar cada cuatro años, que los movimientos sociales han impulsado la participación ciudadana y que las redes sociales se convierten en un volcado de ideas e indignación popular. Puedes estar disconforme con la ley electoral, con los partidos y los políticos, pero desde el clickactivismo de sofá poco ayudarás a cambiar las cosas. Y me dirijo a ti porque desde hace tiempo tengo la sensación de tener que luchar de forma constante con una estrategia de desmovilización hacia el voto. Cuando insistes en el “no nos representan” dejas de admitir que el voto nos representa a todos, como colectivo. Y, como tal, aunque no nos guste el resultado, debemos asumir que no nos representan las instituciones que nadie ha votado, como el FMI o el BCE, ¿pero la composición del Congreso español no es resultado de nuestros votos y de la ausencia de otros tantos? Quienes están en el parlamento no han llegado por un golpe de Estado. Llegaron por el apoyo de unos simpatizantes con una movilización superior al resto. Unos simpatizantes que saben que, si acuden cinco minutos a votar, tendrán durante cuatro años un líder que represente sus valores e intereses.

Casi el 52% de los menores de 30 años opta por la abstención en las próximas elecciones. Comprendo que se haya propiciado una escasa conciencia social. Recuerdo que en mi colegio nunca se estudiaba el último tema de la asignatura de Sociales, donde aparecía la foto de Franco, del Rey y de Felipe González, junto a los epígrafes que hablaban del parlamento y de diputados. Y, si se llegaba a las páginas, se trataba de una forma superficial. Quizás, por todo ello, muchos han crecido ignorando por lo que se luchó.

Hoy día los movimientos sociales reivindican derechos mutilados, al borde de la extinción o ya desaparecidos, en una merma continua de garantías. Pero apenas se recuerda en voz alta que votar es otro derecho, igual que la educación o que la sanidad. El voto fue otra conquista. Los movimientos sociales fomentan la participación ciudadana, pero el voto también es parte de la construcción colectiva como país. Para que exista democracia, el voto es una condición necesaria, igual que manifestarse o participar en asambleas.
Leer más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s