Carta de España a los Reyes Magos

Queridos Reyes Magos,

Sabéis que llevo siglos sin pedir nada. Pero la situación es insostenible.

Aunque ya tengo mis achaques, siempre pensé  ser un país próspero. Pero me siento abandonada, como si me dejaran a la deriva.

Yo, que era una España frondosa y hospitalaria, me he convertido en un terreno repleto de esqueletos de edificios sin vida que, a lo lejos, alteran mi paisaje como si me hubiesen salido verrugas.

Y miles de españoles, a los que siento mis hijos, me dejan. Algunos sé que lo hacen con mucho dolor. Pero debo dejarles partir porque aquí no consiguen nada. Esto es una guerra silenciosa. Vivimos entre aguas estancadas. Mis hermanas Grecia, Italia y Portugal sufren como yo. Quienes dirigen mis designios, viven ajenos a todo y se inventan una marca España que no represento.

Sabéis que durante la guerra ya perdí muchos hijos, que guardo bajo tierra. No quiero seguir perdiendo a gente joven y capaz que, de quedarse, cambiarían nuestro futuro.

Muchos de esos adultos que se marchan, yo los vi abrir sus regalos por Reyes. Jugaban a ser profesores con las pizarras, peluqueras con sus muñecas, doctoras con material de juguete, o mecánicos con sus coches. Crecieron con sus ilusiones. Pelearon por ellas. Las alcanzaron y se las quitaron. Ya ni las reconocen y solo se despiertan con el ansia de que pasen los días. Y cada  vez veo más niños que no reciben nada, y eso me irrita porque les arrebatan la imaginación y su proyección.

Llevan muchos años así. Ya no se trata de aguantar, sino de devolver lo perdido, lo que a otros les costó tanto conseguir.

Pido ser un país donde no haya parados, ni desahucios, ni hambre, ni maltrato, donde los derechos estén por encima del dinero.

Quiero que no haya desigualdad.

Que el enfermo o el dependiente no duerma con la angustia de no tener medios con los que afrontar su padecimiento.

Que el que ha dejado de estudiar por limitaciones económicas, pueda hacerlo.

Que se les devuelva el trabajo con el que pagar su casa y su comida, que los dignifica.

Que no dependan de una caridad a la que deban agradecer; sino de unos derechos sociales que garanticen su bienestar.

Que desaparezca el cansancio, el temblor y las miradas punzantes.

Quiero que aquí puedan VIVIR, que disfruten, que se relajen, que vivan sin desasosiego. Que disfruten de los domingos, de un café, de brindar y de un abrazo o un beso sin saber que es el último antes de abandonar.

No quiero que sus vidas sean un acto de renuncia.

Que no haya espacio para la rendición.

Que sepan de dónde vienen.

Para los que se quedan aquí, traed kilos de conciencia para que despierten y sepan que nadie les salvará salvo ellos mismos, cambiando su silencio y abstención por denuncia y voz. Y que aprendan que sólos no llegamos a nada.

Haced que las palabras Feliz Navidad no sean una mera retórica. Abrid los ojos a los corruptos, a los que roban, los codiciosos, los que quitan derechos y libertades para regalarlas, que comprueben que a su paso solo dejan pobreza y desigualdad, que producen miseria y dolor. Mostradles la realidad de la calle que no quieren ver. Que dejen de hacer negocio. Para mi esos no son españoles y me duele escucharles usar mi nombre cuando sólo pretender justificar su robo.

Todo ha cambiado. Incluso para vosotros. Yo os recibiré,  aunque Baltasar debe tener cuidado, porque a la entrada él o sus hermanos se encontrará con unas concertinas que me duelen solo al verlas.

Decía uno de mis queridos hijos, Federico García Lorca, que “el más terrible de los sentimientos es el sentimiento de tener la esperanza perdida”. Os pido que no permitáis que eso ocurra. Creo que nos hemos portado demasiado bien y merecemos lo mejor.

Hay que darles un mañana. Recordad que los regalos no son sólo bienes materiales. Que el verdadero regalo son los derechos que te salvan y te  garantizar vivir. Que el verdadero regalo es acostarse sin llorar o con el corazón encogido. Que el verdadero regalo es no sufrir.

Hasta pronto,

España

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s